viernes, 12 de octubre de 2012

Bonito a surfcasting?? jajaja...


Si, si, un atún a surfcasting, el pasado miércoles mis dos amigos Luis y Luisfer hicieron una escapada a la playa, yo no pude acompañarles porque al dia siguiente tenia que madrugar, pero como siempre que que alguno de los tres esta pescando y los otros no pues nos mantenemos en contacto mediante el whatsapp, poco antes de las doce de la noche Luisfer me manda una imagen al móvil:
La abro y no me lo podía creer, imposible, me tomo unos segundos de reflexión y le contesto:
A momento me siguen llegando mas imágenes:
Imposible, es imposible, pensaba para mi, el whatsapp seguía sonando, Luisfer se reía: 
Yo seguía sin poder creérmelo, pensaba que estos bichos no se acercaban a la costa y le contesto:
Después de esto ya no podía parar de reírme y reírme, no podía escribir de la risa y decido llamarlos por teléfono directamente para que me relatasen como consiguieron semejante hazaña porque me era imposible, entre risas me contaron todo lo sucedido y aun a dia de hoy cada vez que lo pienso no puedo evitar reírme.

Os pongo el relato de la captura escrito por el protagonista de la película:
De repente oí un ruido como si una lancha hubiese varado en la arena y a mi izquierda sólo había dos tipos pescando a unos 400 metros así que pensé que habían tirado algo o arrastrado algún trasto pero cada poco oía unos chapoteos muy fuertes y golpes y entonces pensé que había algún perro así que me puse alerta por si había que dar un garrotazo. La cosa es que pasaban los minutos y no veía nada pero segúian oyéndose los golpes y chapoteos. Luisfer a mi derecha pensaba que estaba yo armando alguna (no sé porque la gente tiene ese concepto de mí cuando me aburro). Ya me cansé y tiro hacia la izquierda a ver que demonios era y veo una sombra en la arena, me acerco, enciendo la linterna y veo a ese pepino. Se puso como loco a chapotear y me puso a parir de agua y arena, le enganché de la cola y no podía con él, cada uno tirábamos para un lado con todas nuestras fuerzas. Le daba voces a Luisfer y creía que le estaba gastando una broma, se acercó y me vió cuando lo estaba sacando con el pie y ya me ayudó. En la arena volvió a volverse loco y hasta dentro de las orejas me saqué esta mañana la arena además de la que tragué. Ya en la cesta lo llevamos al puesto y recogimos. Llevarlo hasta el coche fue otra odisea y de dos viajes lo llevamos y lavamos, agotados y sudando como perros.
Creemos que el tunido se quedo varado cuando perseguía o intentaba acorralar algún banco de sardinas o anchoas porque por su vitalidad no parecía que padeciese ningún tipo de enfermedad ni nada parecido.

Como podéis leer en el relato no fue pescado exactamente a surfcasting, pero creo que la captura es lo suficientemente sorprendente como para compartirla en el blog, unas fotos mas:


Y a los "Luises" decirles que nunca dejan de sorprenderme, que me reí como nunca con ellos tanto por teléfono en el momento de la captura como con el posterior relato, darles la enhorabuena por su inusual ejemplar, sois la leche!!!! jajaja.....

5 comentarios:

  1. Falto decir el pèso julian. El bicho pesò en dos basculas distintas los 18,500 klgrms. Casi na. JAJAJAJAJJAJAJAJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... si Luisfer es un detalle importante lo del peso, que os lo digan a vosotros que cargasteis un buen rato a cuestas con el jajaja...

      Enhorabuena monstruo.

      Eliminar
  2. valla torpedo guapo no veas eso tira es un proyectil enorabuena por semejante captura un saludo

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Julián, como nos la colasteis jeje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Vaya ejemplar y que buena lucha te dio en la arena jejeje.

    Por cierto he cambiado la url de mi blog "pasion por el surfcasting " .

    La nueva es :

    http://pepesurfcast.blogspot.com.es/

    Cambiala en tu lista de blogs, para que enlacen bien.

    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar